"Como no sabía que era imposible, lo hizo"

lunes, 19 de octubre de 2009

METRO

Hoy me he dado cuenta por qué me gusta tanto ir en metro. Es el momento del día que todos lo utilizamos para hacer esas cosas que queremos hacer pero no tenemos tiempo ( o no les buscamos tiempo). Escuchamos música, pensamos y, sobre todo, leemos. Periódicos, libros, apuntes…Debe de ser, que por un momento me parece que el mundo no está tan mal.

1 comentario:

Fidel dijo...

A mi eso me pasa con el tren... y siempre pensé por qué y aún no lo se. Tienen un aura especial esos sitios, y uno se pone filosófico, y acaba pensando cosas que en otro lugar no haría, como por qué las moscas no se van para atrás en el vagon del metro si no están sujetas a nada.

Lo sé, necesito medicación, pero a pesar de ello, los trenes y metros no dejan de tener su encanto =)