"Como no sabía que era imposible, lo hizo"

martes, 22 de diciembre de 2009

Realidad privada


Siempre he sido una persona muy independiente y, sobre todo, de esas que quieren hacer –incluso- lo imposible. He ido a pocos sitios, pero tengo la idea esa de ir, venir, quedarme, volver. Durante tiempo he presumido de ser autónoma, de no tener ningún nudo, de esos que las personas se empeñan en hacerte y que te atan a algún sitio -o a unos cuantos-. Pues sí, de estas cosas y otras presumía, vaya cosas tengo yo a veces.

Pues no es oro todo lo que reluce. Y no soy tan atípica como pensaba ni tampoco como me gustaría. Me revelé en el autobús de camino a casa (estos trayectos me marcan demasiado). Todas las canciones me recuerdan a alguien, para bien o para mal. (Primera señal de nudo). Ayer, también me percaté que tengo algunas lagunas en eso de irme, muchos peros. Fue entonces cuando observé el gran nudo que me acompaña. Supongo que no lo había visto antes por que es muy disimulado y pasa fácilmente desapercibido. Está formado de nuditos muy muy pequeños, pero estrechamente ligados, de manera que no puede existir uno sin el otro, sino se rompería el hilo, me rompería. (Gran señal del segundo nudo). Me he dado cuenta de que eso de querer ‘hasta que duela’ puede traer muchas repercusiones y consecuencias varias, por que a veces duele. Me he dado cuenta de que me ilusiono fácilmente –de repente tú…-. También he descubierto que tengo una mitad, bueno un 90% de mí, alguien esencial, menos mal que la encontré, a ella, a la niña guapa.

Curioso, me sorprendí mucho. No sé que será esa fuerza, pero hace que no quiera vivir sin muchas cosas, que no quiera que nadie se vaya –ni siquiera un segundo-. Me he percatado que en la vida no solo vale con ser valiente, que hay cosas que aunque son muy tuyas, como los sentimientos, nunca podrás ser dueña.

Necesito nudos por sus contradicciones. Para ver la luz cuando todo parece negro. Por lo que son y por lo que serán. Por lo que representan. Por que son diferentes. Por que son míos. Por que soy yo.


Ayer me descubrí ,a veces sucede, aunque fue un poco raro. En el fondo es un alivio que fuera ayer y que fuera yo. Pero sigo sin tener remedio,"Veo cosas y digo,'¿Por qué?'. Pero yo sueño cosas que nunca fueron y digo, '¿Por qué no?'"


2 comentarios:

lahistoriadenadie dijo...

Me encanta como escribes, no es fácil hacerlo como tú lo haces.
En segundo lugar... creo que me he sentido muchas veces como tu. Queremos ser personas independientes, que sean libres y vayan y vengan y hagan miles de cosas... pero está claro que desde el momento en que nacemos, esos nudos de los que hablas empiezan a formarse. Y a medida que pasa el tiempo, se hacen mas fuertes, aunque sea inconscientemente. Nos 'anudamos' a los sitios, a las rutinas (aunque luego queramos desanudarnos en cuanto podamos de ellas), a las personas, a los sentimientos, a las canciones (que gran verdad eso de que cada cancion te recuerda un momento, una persona..). Hay nudos bonitos y otros bastante malos. Supongo que se trata de un equilibrio entre esos nudos y las ganas de seguir descubriendo otros nuevos en el mundo, en la vida. Manten los que te hagan bien y deshazte de los que te hacen daño. Son tus nudos, eres tu.

Regina dijo...

Felices Fiestas!!!!!!!!!!!!!!!!

Pincha aquí para ver la postalita
http://invitameavivir.blogspot.com/2009/12/felices-fiestas-ninos.html